martes, 23 de diciembre de 2014

Corregirse.

La mitad del querer es reincidir en el error.

Pasar por alto.

Hacerse la víctima.

Soltear la culpa.

Ser inoportuno. 

Dar un golpe en la mesa 
y romper un plato viejísimo.

La mitad de querer es 'que';

Qué guapa estás. 

Qué zorra eres.


Yo te amo porque puedo arrepentirme cuando quiera.



Y es en el poco azul cielo
de esta lluvia cenicienta
donde son más sinceras
tus medias verdades
de poeta.