lunes, 17 de junio de 2013

Tratado de Culinaria para mujeres tristes


"Esa tendencia a traicionar, a mentir y a ser perfectamente franca. A esconderte o a mostrarte mucho.  Ese cuidado de cuidarte tanto para acabar narrando tu historia, tu verdad con pelos y señales a un desconocido. Esas ganas de huir, de salir corriendo cuando alguien muestra que empieza a conocerte, aunque no te reveles. Ese vértigo de quedarte. Esa indomable sed de alguien y de no estar con nadie.  De envolver las caricias en palabras.  Esas ganas de cambiar sin renunciar a nada.  Esa hambre de imposibles.  ¿Cómo pensar en esta confusión contradictoria?  Es verdad y mentira, está bien y está mal y no hay salida.
Nada que hacer.  Tómate un vaso de agua."

Tratado de Culinaria para Mujeres Tristes.
 Héctor Abad Faciolince 

sábado, 15 de junio de 2013

"La clave Qu"



Quisiera saltar de tejado en tejado para evitaros
Donde no haya tejados asaltaré azoteas, pero os evitaré.

Evitaré pisar las riveras en las que hacéis bulling a los patos con vuestros gusanitos.
Evitaré reptar por los parques en los que disimuláis pedos mientras bebéis cerveza y coméis helado de chocolate y risa.
Evitaré frecuentar los bancos que ensuciáis de olor a melón y azúcar.
Evitaré recorrer las atalayas donde no sentís la brisa con vuestros abrazos, y le dais la espalda al sol en vuestras instantáneas polisémicas.
Las canciones largas donde solo os oís a vosotros y las promesas que cumplis marchitando ramos y ramos de rosas y orquídeas. Y ramos.
Y ramos y ramos de mariposas que cocináis como a coquinas.
Y evitaré las camas en las que contaste cuentos y los poemas en los que pusiste cuernos.

Evitaré pisar el alquitrán en el que esperáis encontraros.
Y donde no haya tejados, asaltaré azoteas, pero os evitaré.


martes, 11 de junio de 2013

Quiromántico astronáutico

Corre lo que puedas,
   no te salgas de la línea, astronauta,
                                                quiéreme.                                        
                                              
Me borré las manos,
    te he esperado, quiromántico,
                                             ya ves.

No tenías por donde aparecer!
Bueno me he pintado rayas por los pies.